Impalada 2022

Fecha: 11 de junio de 2022
Lugar de salida: Colònia Rusiñol, Manlleu
Inscripción: 420 motos, 470 participantes
Recorrido: Manlleu (Colònia Rusiñol) – Sant Hipólit de Voltregà – Sant Boi de Lluçanès – Alpens – Les Llosses – Ripoll – Vallfogona de Ripollès – La Pinya (La Vall d’en Bas) – Sant Pere de Torelló – Manlleu (Colònia Rusiñol)
Organización: Moto Club Impala

La XXXIII Impalada, la del 2022, debía ser una fiesta para celebrar el aniversario del modelo, 60 años, a la vez que el del Moto Club Impala, 25 años.

Con esta determinación montamos una ruta de curvas y paisajes, entre cultivos y bosques por el Lluçanès, Osona, Ripollès y la Garrotxa, que hizo del disfrute de todos los aficionados. No valoramos lo suficiente el país de mosaico que tenemos y la Impalada siempre es una ocasión para hacerlo.

Sin contar las paradas, unas dos horas largas de ruta, bien señalizada y acompañada del trabajo, siempre valioso, de los marshal’s, atentos a cualquier incidencia. Mención aparte merece la colaboración con el Ayuntamiento de Ripoll, donde aparcamos impecablemente 420 Impales frente el monasterio románico. Todo han sido facilidades por parte del consistorio, que convierte Ripoll en “Plaça Impalera” con todo el merecimiento.

Continuando con la tradición de las últimas ediciones, volvemos a comer en el punto de partida, tema que facilita mucho el desplazamiento de las 420 Impalas inscritas. Por la mañana, el tiempo justo para recoger inscripción los que no lo habían hecho y almorzar de pie, muchos ni eso ya que, puntuales, teníamos que salir a las 9h. Este hecho marcó un tempo ágil yendo toda la ruta sobre el horario previsto. Al mediodía, regreso a la Colonia Rusiñol, un homenaje al pasado industrial catalán, con la colonia textil perfectamente conservada. Naves diáfanas, aún con alguna mecánica y canal, turbina en funcionamiento. Acogida de la familia Claramunt y de la empresa Planes Bones, que sirvieron el aperitivo y el almuerzo. Ambiente festivo de todos los grupos y familias de aficionados celebrando el reencuentro post-cóvid y el habitual sorteo.

En esta edición se homaneció personas históricas de Montesa, como Juan “Tei” Elizalde y Felip “Piti” Millet (ausentes por indisposición), también Pere Pi, Albert Cavero, de Honda Europa, por su entusiasmo en la celebración del setenta- quinto aniversario de Montesa, y Miquel Cirera, mánager del equipo Montesa-Honda de Trial. También a nuestro compañero y secretario-fundador del Moto Club Impala Carles Baró, y un emocionadísimo Doro Chamorro, como agradecimiento por mantener todavía abierto un taller especializado en Impales después de medio siglo de dedicación.

Cabe destacar una pequeña exposición de Impales singulares, entre las que destavan las tres primeras salidas de la cadena de montaje, con los números de chasis 4M00001, 2 y 3.

Una fantástica edición después de dos años de pausa por culpa de la pandemia.